Siete ámbitos en los que arquitectos y arquitectos técnicos pueden trabajar para luchar contra el cambio climático

arquitectura técnica, cambio climático, ecología, aqt

“La AEMET asusta con un comunicado de urgencia sobre lo que se espera para este verano”; “se adelanta la llegada de medusas por las altas temperaturas y la sequía”, “el número de muertes por las altas temperaturas ha aumentado un 9% en Europa en la última década”… Titulares como estos han encabezado noticias en los últimos tiempos. Pero no son una excepción, son tan solo una prueba más de que el cambio climático está afectando cada vez más a nuestra seguridad y calidad de vida. La lucha contra sus efectos es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la humanidad en la actualidad. Sus consecuencias son cada vez más evidentes, desde el aumento de las temperaturas globales hasta fenómenos meteorológicos extremos que causan graves daños personales y económicos.

La edificación, causante de cerca del 40% de las emisiones contaminantes que llegan a la atmósfera, es uno de los sectores con mayor responsabilidad en la situación generada, pero también uno de los que más armas tienen en su mano para combatir el cambio climático y revertir la situación actual.

Los arquitectos y arquitectos técnicos desempeñan (y cada vez lo harán más en un futuro) una labor fundamental en la lucha contra este grave problema. Su capacidad para diseñar y construir edificaciones sostenibles y eficientes desde el punto de vista energético puede contribuir significativamente a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y a la creación de entornos más resilientes.

Son muchos los nichos de actividad en los que los profesionales de la edificación pueden actuar:

  • Diseño Bioclimático: Los arquitectos pueden incorporar principios de diseño bioclimático en sus proyectos para maximizar el aprovechamiento de los recursos naturales, como la luz solar y la ventilación natural, y minimizar la necesidad de energía para calefacción, refrigeración e iluminación. La elección de la orientación de los edificios, la selección de materiales de construcción con bajo impacto ambiental y la integración de elementos pasivos como el aislamiento o la incorporación de elementos naturales (como jardines de plantas autóctonas) son algunos de los factores que deben tener en cuenta.
  • Eficiencia Energética: arquitectos y arquitectos técnicos tienen la responsabilidad de diseñar y construir edificios que tengan la menor demanda de energía posible. Para ello, es necesario que prescriban materiales aislantes de alta calidad, sistemas de climatización e iluminación eficientes y usen, para ello, energías limpias o renovables.
  • Materiales con la menor huella ambiental: La capacidad de prescripción de los profesionales de la arquitectura y arquitectura técnica les faculta para exigir en sus proyectos de diseño y ejecución de obra, materiales con baja huella de carbono, con un alto porcentaje de contenido de material reciclado en su composición, reciclables al final de su vida útil y muy duraderos.
  • Rehabilitación de edificios: Un edificio rehabilitado es un espacio que gana en confort y salud, además de dejar de despilfarrar energía y producir de forma descontrolada emisiones de CO2. Esta actividad, que forma parte del trabajo diario de arquitectos y arquitectos técnicos, se ha convertido en una de las principales armas del sector para luchar contra los desafíos del clima.
  • Edificios resilientes: Los edificios del futuro deberán estar adaptados a condiciones climáticas extremas como olas de calor, inundaciones y tormentas. El diseño y la construcción de este tipo de edificaciones resistentes y flexibles, capaces de soportar fenómenos climáticos adversos de menor o mayor gravedad será responsabilidad de los profesionales de la edificación.
  • Urbanismo: Los profesionales del urbanismo también desempeñan un papel crucial en la mitigación y adaptación al cambio climático. El diseño de ciudades resilientes con infraestructuras verdes y áreas naturales que eviten el riesgo de inundaciones, calles amplias y con sistemas de drenaje y enfoques integrados hacia la sostenibilidad y la eficiencia energética ayudarán a que contemos con ciudades mucho mejor preparadas para afrontar riesgos y convivir con ellos.
  • Concienciación social: Arquitectos y arquitectos técnicos pueden desempeñar un papel importante en la educación y sensibilización de la sociedad sobre la importancia del diseño sostenible y la mitigación del cambio climático. Son profesionales con una alta capacidad de promover prácticas y procesos sostenibles y participar en iniciativas de divulgación y formación sobre sostenibilidad y eficiencia energética.

Esta capacidad de intervención de la profesión ha motivado que la lucha contra el cambio climático forme ya parte de los itinerarios formativos de las principales universidades en las que se forjan los futuros profesionales del sector. Además, hay una amplia oferta educativa de cursos, máster y grados de especialización para adquirir las competencias básicas para la creación de entornos construidos y edificios más resistentes, sostenibles y habitables para las generaciones presentes y futuras.




Ejecucion, diseno, Arquitectura Técnica, salud física

El diseño y la ejecución importan: cómo impactan en la salud física y mental

Claves para aportar positividad a tus proyectos y a las personas

arquitectura técnica, cambio climático, ecología, aqt

Siete ámbitos en los que arquitectos y arquitectos técnicos pueden trabajar para luchar contra el cambio climático

Estos son los nichos de actividad en los que los profesionales de la edificación pueden actuar

calidad del aire, respirar en el hogar, arquitectura técnica, seguridad

Calidad del aire interior: ¿cómo respirar con seguridad dentro de mi hogar?

La calidad del aire interior es un problema que afecta a un elevado número de personas en todo el mundo