SPP (Sistema de Previsión Personalizado)IlustracionesPREMAAT_Paquete1-05

Ejercer por cuenta propia como arquitecto técnico autónomo conlleva la obligación de cotizar a través de un sistema de previsión. Los arquitectos técnicos tienen la posibilidad de cotizar a través de un sistema privado, que ofrece respuestas en materia de previsión, ahorro, salud y seguro para cada etapa de la vida profesional y personal, tanto a ellos como a su entorno. Así, pueden optar entre cotizar a través de la Seguridad Social o con su mutualidad, que ofrece de manera más flexible y económica todas las coberturas necesarias y exigidas, así como asesoramiento personal. Y todo ello con las mejores condiciones económicas.

De este modo, a través del Sistema de Previsión Personalizado (SPP), los arquitectos técnicos que ejercen por cuenta propia (autónomos) tienen una alternativa exclusiva a la cotización del Régimen de Autónomos de la Seguridad Social (RETA).

Para aquellos que trabajan por cuenta ajena, el SPP supone el complemento perfecto a la pensión pública, creando un fondo personal, flexible e intransferible para la jubilación, con una alta rentabilidad y ahorro fiscal.

descargarfolleto (1) (003)

 
 
 
 
 
Principales ventajas: 

CUOTAS MÁS ECONÓMICAS

Las cuotas mínimas del SPP son siempre en torno a un 20% más económicas que las cuotas mínimas fijadas en el RETA de la Seguridad Social. Además, los jóvenes mutualistas, a través del SPP Plan Emprendedores, pagan durante el primer año una cuota mínima de tan solo 48 euros al mes.

FLEXIBILIDAD DE LAS CUOTAS

El SPP es un sistema flexible, pudiendo el mutualista modificar las cuotas según sus necesidades, realizar aportaciones extraordinarias y decidir la forma de cobro de las prestaciones.

FONDO PERSONAL

Con el SPP el mutualista confecciona su fondo personal e intransferible para la jubilación. Lo que ahorre con su plan se queda en su Fondo de Ahorro Total (FAT), al ser un sistema privado de capitalización individual. Además, año a año su fondo se incrementa con la rentabilidad obtenida por la Mutualidad. En los últimos años la rentabilidad del SPP ha sido superior al 2,5%.

JUBILACIÓN A PARTIR DE LOS 60 AÑOS

A diferencia del RETA, tu mutualidad no exige un mínimo de años cotizados para poder jubilarse. El SPP da derecho a la jubilación a partir de los 60 años de edad, de forma que la prestación de jubilación depende del importe del FAT.

PARTICIPACIÓN DE BENEFICIOS

Ser mutualista de supone mucho más, ya que significa formar parte de una entidad sin ánimo de lucro y con 75 años de experiencia, que reparte beneficios entre sus mutualistas año a año.

VENTAJAS FISCALES

Las aportaciones al SPP pueden ser deducibles como gasto de la actividad profesional o como reducción de la base imponible en la Renta.

RESCATABLE A LOS 10 AÑOS

Podrás disponer anticipadamente de lo aportado con posterioridad al 1 de enero de 2021 y que exceda de la cuota anual mínima establecida en cada momento, transcurridos 10 años desde la fecha de la aportación.

VARIAS MODALIDADES DE JUBILACIÓN

A través de la mutualidad, disponemos de cuatro modalidades de percepción de la jubilación, combinando renta y/o capital. En cambio, en la Seguridad Social el cobro solo se puede materializar en forma de renta vitalicia con los máximos establecidos.

CONTABILIDAD JUBILACIÓN Y EJERCICIO PROFESIONAL

Una vez se produzca la jubilación, si se ha cotizado en el RETA se puede compatibilizar al 100% con el ejercicio profesional solo si se contrata a un trabajador por cuenta ajena. En cambio, con tu mutualidad se puede compatibilizar plenamente la jubilación y el ejercicio profesional sin necesidad de contratar a ningún empleado.

ASESORIAMIENTO PERSONAL

En tu mutualidad cuentas con asesores especializados que te explicarán cuál es la mejor manera de gestionar tu ahorro, te informarán de tus posiciones y te atenderán siempre que lo necesites.

FACILIDAD DE CONTRATACIÓN

Contacta con nosotros y en unos minutos tendrás en marcha tu SPP.

ACCESO A hnaCARE

hnaCARE es una plataforma online con servicios de bienestar, medicina estética y terapias alternativas con descuentos de hasta un 40%de descuento respecto al precio de mercado. Con el SPP tienes acceso a una selección exclusiva de estos servicios, así como a consultas médicas telefónicas a través de ‘Tu médico responde’.

LIBRE DESIGNACIÓN DE BENEFICIOS

A diferencia del RETA, sí se pueden elegir los beneficiarios de las prestaciones, sin perjuicio de los establecidos legalmente.

¿Qué cubre el SPP?

Las ventajas del SPP no significan menores coberturas respecto al RETA.

Jubilación

El SPP da derecho a jubilación a partir de los 60 años de edad, obteniendo lo acumulado en el FAT en una de las cuatro modalidades de percepción de la jubilación de la mutualidad: renta vitalicia, cobro en un solo pago de todo el capital ahorrado, cobro de una renta fija durante un número concreto de años, o una fórmula mixta de renta fija más capital.

Incapacidad temporal

Indemnización diaria de 44 euros desde el primer día si la incapacidad se produce por un accidente o desde el día decimoquinto en caso de enfermedad.

Invalidez permanente

En caso de invalidez para el ejercicio permanente de la profesión antes de la edad de jubilación, además del ahorro acumulado, se dispone de un capital de entre 60.000 y 120.000 euros, que se duplica en caso de que la invalidez se produzca por un accidente.

Maternidad y adopción legal

Pago único de 3.500 euros.

Paternidad o riesgo de embarazo

Pago único de 600 euros.

Fallecimiento

Los beneficiarios designados por el mutualista reciben un capital de entre 60.000 y 120.000 euros, que se duplica en caso de que el fallecimiento se produzca por un accidente.

Disposición anticipada

El SPP permite disponer del 20% del FAT en caso de maternidad, paternidad, adopción legal, acogimiento de un menor o invalidez parcial, en los términos detallados en el Reglamento del Sistema Prestacional de la mutualidad. Además, cumplidos los 60 años de edad se pueden realizar disposiciones parciales del FAT, en caso de jubilación parcial.


Consulta aquí las bases legales de esta promoción.

botoncontratalogrande_tellamamos
 
 
 
 
 
Preguntas frecuentes

Jubilación

¿Cómo se crean los fondos para mi futura pensión de jubilación?
En la Seguridad Social se crean a través de un sistema de reparto, que se fundamenta en que los cotizantes presentes financian las pensiones de los pasivos. Es decir, con tus cuotas se pagan las pensiones de otras personas ya retiradas. En cambio, el SPP está basado en técnicas de capitalización individual. Es decir, con las cuotas aportadas por un cotizante se crea un fondo personal e individual para ese cotizante, que es flexible e intransferible para la jubilación, con una alta rentabilidad y ahorro fiscal.

¿Los requisitos para acceder a la jubilación son diferentes?
En el RETA la jubilación es una pensión vitalicia, cuya cuantía se fija según los importes mínimos y máximos establecidos. Para poder cobrarla se deben cumplir estrictas condiciones, como un mínimo de años cotizados. El SPP de la Mutualidad es flexible y personalizado y da derecho a jubilación desde el primer euro ahorrado, siendo el mutualista quien elige la modalidad de cobro. Además, la mutualidad no exige un mínimo de años aportados para cobrar la jubilación, de forma que la pensión depende de cuánto se aporte a la hucha.

¿En la Seguridad Social puedo percibir dos pensiones públicas?
Tanto si trabajas por cuenta ajena como si estás dado de alta en el RETA en una actividad diferente a la Arquitectura, tu pensión de la Seguridad Social es compatible con la de la mutualidad. En el caso de las pensiones públicas, llegado el momento, la suma de las pensiones que percibas no puede exceder de un máximo establecido de antemano.

¿Puedo elegir cómo cobrar mi jubilación?
En la Seguridad Social el cobro solo se puede materializar en forma de renta vitalicia con los máximos establecidos en cada momento y según el número de años cotizados. Con la mutua puedes elegir cobrar la jubilación a partir de los 60 años de edad, aunque sigas ejerciendo la profesión. Además dispone de cuatro modalidades de percepción de la jubilación: renta vitalicia, cobro en un solo pago de todo el capital ahorrado, cobro de una renta fija durante un número concreto de años, o una fórmula mixta de renta fija más capital.

Una vez jubilado, ¿puedo seguir ejerciendo?
Una vez se produzca la jubilación, si se ha cotizado en el RETA se puede compatibilizar al 100% con el ejercicio profesional solo si se contrata a un trabajador por cuenta ajena. En cambio, con la mutualidad se puede compatibilizar plenamente la jubilación y el ejercicio profesional sin necesidad de contratar a ningún empleado.

Diferencias económicas

¿Qué ventajas fiscales tengo con el SPP?
Para un trabajador autónomo, con carácter general, son gastos deducibles por aportaciones a la Seguridad Social o a su sistema alternativo (como el SPP) las cuantías aportadas hasta el límite de la cuota máxima por contingencias comunes que esté establecida como gasto de la actividad profesional en cada ejercicio económico.
Además, con el SPP, todo el exceso aportado sobre esta cantidad se puede reducir de la base imponible hasta el límite de la menor entre las siguientes cantidades: aportaciones de hasta 8.000 euros anuales o del 30% de los rendimientos del trabajo o actividad profesional. Lo anterior puede variar en las Comunidades Forales.

¿Hay diferencias en el precio de las cuotas mensuales?
Sí. Para quienes empiezan a ejercer, el RETA ofrece una cuota reducida de 60 euros al mes durante un año. Los jóvenes mutualistas, a través del SPP Plan Emprendedores, pagan una cuota mínima de tan solo 48 euros también durante 12 meses, con la ventaja de aportar durante el resto de su vida profesional cuotas en torno a un 20% más económicas respecto a las del RETA.

Incapacidades

¿Qué es una incapacidad temporal?
Toda alteración en el estado de salud que impida temporalmente, de manera clínicamente explicable, el ejercicio de la actividad laboral o profesional de forma total.

¿Qué cubre la mutualidad ante una incapacidad temporal?
La Mutualidad cubre una indemnización diaria de 44 euros desde el primer día si la incapacidad se produce por un accidente o desde el decimoquinto día en caso de enfermedad.
Sin perjuicio de lo previsto para prestaciones que se puedan regir por anteriores Reglamentos del sistema prestacional.

¿Quién reconoce una situación de incapacidad temporal?
Un facultativo médico que resulte competente.

¿Puedo cobrar la prestación por incapacidad temporal y trabajar al mismo tiempo?
No. La posibilidad de realizar parcialmente el ejercicio de la actividad profesional determina la extinción de la prestación de incapacidad temporal.

Si una incapacidad temporal deriva en una invalidez permanente, ¿debo solicitar a lamutualidad la nueva prestación o es un proceso automático?
La revisión de la situación de incapacidad temporal (IT) por su transformación en invalidez permanente conlleva el cese del pago de la prestación de IT. La nueva prestación por invalidez permanente requerirá la solicitud por parte del asegurado, es decir, no es automática, y en dicha solicitud el asegurado debe indicar la forma de cobro.

¿Cómo tributa la prestación por incapacidad temporal?
La prestación por incapacidad temporal tributará como rendimiento del trabajo o como ganancia patrimonial en el IRPF, en función de que las cantidades aportadas hayan sido deducibles o no conforme a la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

¿Qué es la invalidez permanente?
Situación física o psíquica irreversible provocada por accidente o enfermedad, originada independientemente de la voluntad del asegurado, determinante en éste de la incapacidad total o parcial en grado superior al 50% para el mantenimiento permanente de cualquier actividad profesional o relación laboral

¿Qué cubre la mutualidad ante una invalidez permanente?
Sin perjuicio de lo previsto para prestaciones de invalidez permanente que se puedan regir por anteriores reglamentos del sistema prestacional, la Mutualidad cubre un capital de entre 60.000 y 120.000 euros, que se duplica en caso de que la invalidez se produzca por un accidente.

¿Quién reconoce una situación de invalidez permanente?
Corresponde a la mutualidad evaluar la situación de invalidez permanente, así como el grado de la misma. Las posibles discrepancias en torno a la calificación de la invalidez se someterán a la decisión de peritos médicos.

¿Puedo cobrar dos prestaciones por invalidez permanente?
Tanto si trabajas por cuenta ajena como si estás dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en una actividad diferente a la arquitectura, tu pensión pública por invalidez del Estado es plenamente compatible con la de la mutualidad. En el caso de las pensiones exclusivamente públicas, la suma de las pensiones que percibas no puede exceder del importe máximo establecido.

¿La invalidez permanente puede revisarse una vez otorgada la prestación?
Salvo que la prestación haya sido percibida en forma de capital, la situación de invalidez permanente puede ser revisada en cualquier momento a instancias del asegurador, en este caso la mutualidad, que tendrá en cuenta la información relevante de la que pueda disponer o le sea facilitada en cada momento.

¿Puedo cobrar la prestación por invalidez permanente y trabajar al mismo tiempo?
Verificada la invalidez permanente total, el cobro de la prestación asegurada por la mutualidad (al tratarse de un seguro privado) no impide el ejercicio de la actividad profesional.

Si quiero trabajar estando en situación de invalidez permanente, ¿debo darme de alta en un sistema de previsión?
Para la continuidad del ejercicio de la actividad, en situación de invalidez permanente total con la mutua, no es preciso cursar alta en ningún sistema de previsión, sea de carácter público (RETA) o de carácter privado.

Si una incapacidad temporal deriva en una invalidez permanente, ¿debo solicitar a la mutualidad la nueva prestación o es un proceso automático?
La revisión de la situación de incapacidad temporal (IT) por su transformación en invalidez permanente conlleva el cese del pago de la prestación de IT. La nueva prestación por invalidez permanente requiere la solicitud por parte del asegurado, es decir, no es automática, y en dicha solicitud el asegurado debe indicar la forma de cobro.

¿Cómo tributa la prestación por invalidez permanente?
Las cantidades percibidas se consideran rendimientos de trabajo a efectos de IRPF.
La prestación percibida en concepto de invalidez permanente total estará exenta de tributación, con el límite del importe de la prestación máxima que reconozca la Seguridad Social.

Otras coberturas

¿Qué pasa si debo dejar de trabajar por una incapacidad permanente?
En caso de sufrir un accidente o una lesión que impida el ejercicio permanente de la profesión antes de la edad de jubilación, en el RETA se ofrece una pensión mínima vitalicia, mientras que en tu Mutualidad, además de disponer del ahorro acumulado con las aportaciones, se tiene derecho a una prestación adicional por este motivo, sin periodo mínimo de cotización.

¿Puedo elegir los beneficiarios?
Con la mutualidad, a diferencia del sistema público, sí se pueden elegir los beneficiarios de las prestaciones, sin perjuicio de los establecidos legalmente.

¿Las coberturas son las mismas?
Sí. La norma establece las coberturas que deben cubrirse en ambos sistemas: jubilación, incapacidad temporal, invalidez permanente, maternidad, paternidad y fallecimiento. Dota de más flexibilidad a la contratación de las mismas, porque las necesidades no son iguales a los 20 que a los 50.

Trabajo por cuenta ajena, ¿puedo contratar un SPP?
Por supuesto, ya que la mutualidad es especialista en previsión social para el colectivo de arquitectos, por lo que sus productos siempre se adaptan a las circunstancias de sus mutualistas. Para aquellos que trabajan por cuenta ajena, el SPP supone el complemento perfecto a la pensión pública, creando un fondo personal, flexible e intransferible para la jubilación, con una alta rentabilidad y ahorro fiscal.
Asimismo, la mutualidad es una entidad aseguradora que ofrece a los mutualistas y a su entorno una amplia gama de productos que dan respuestas en materia de previsión (jubilación), ahorro, salud y seguro para cada etapa de la vida profesional y personal.

Sobre la mutualidad

¿Todos los trabajadores autónomos tienen un sistema alternativo a la Seguridad Social
No. La mutualidad es el sistema alternativo al Régimen de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA) para los profesionales que ejercen la Arquitectura Técnica, por lo que solo puedes acogerte a este sistema en el caso de que la actividad que marques a efectos fiscales sea el ejercicio de esta profesión. También puedes cotizar a través del SPP como alternativo a la Seguridad Social si ejerces como administrador de una sociedad limitada profesional que tenga como objeto social la arquitectura.

¿La mutualidad ofrece solvencia, seguridad y control?
Sí, los datos avalan la solvencia, seguridad y control de la Mutualidad. Es la segunda mutualidad profesional por volumen de recursos propios. Esta cifra es un indicador de fortaleza financiera y de solvencia. Además, está autorizada por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGS) para operar en los ramos de vida, accidentes y enfermedad sin límite de aseguramiento. Además, cumple con todas las exigencias y garantías financieras exigidas por el sector asegurador y está adaptada a la normativa de Solvencia II. Así, la DGS supervisa tanto el cumplimiento de los márgenes de solvencia como el del resto de normativa que resulta de aplicación. A su vez, la Mutualidad cuenta con todos los mecanismos para velar por la solvencia y el control interno, como departamento de control de riesgos, manuales de procedimientos, políticas internas, auditorías internas y externas, entre otros.