Aportar al PPA del cónyuge también puede desgravar

Aportar al PPA del cónyuge también puede desgravar

Veíamos en un artículo anterior cómo la OCDE alertaba de que en España será “particularmente difícil” asegurar una pensión “decente” a mujeres y personas con bajo nivel educativo en las próximas décadas. Se refería el organismo internacional a las bajas cotizaciones de los colectivos con más dificultades en el mercado laboral.

Si nos preocupa el bienestar futuro de un cónyuge con ingresos inestables o escasos, cabe señalar que podemos ayudarles en la jubilación al mismo tiempo que mejoramos nuestra declaración de la renta.

En este contexto, caber recordar que el ahorro para la jubilación no sólo puede desgravarnos a nosotros mismos, sino también, en determinados supuestos, por nuestro cónyuge.

Los contribuyentes cuyo cónyuge no obtenga rendimientos netos del trabajo ni de actividades económicas, o los obtenga en cuantía inferior a 8.000 euros anuales, podrán reducir en la base imponible las aportaciones realizadas a los sistemas de previsión social de los que sea partícipe, mutualista o titular dicho cónyuge, con el límite máximo de 2.500 euros anuales. Estas aportaciones no estarán sujetas al Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Esta reducción sería adicional a lo que el mutualista se desgrave por lo que aporte para sí mimo a un plan de previsión asegurado (PPA) o plan de pensiones. Recordemos que se pueden reducir de la base imponible del IRPF hasta 8.000 euros anuales o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas, la que resulte la menor de las dos cifras.

En este contexto, cabe destacar que la oferta del PPA de Premaat de bonificar con un 1% los traspasos y aportaciones extraordinarias que se realicen antes del 31 de diciembre aplica también a las aportaciones únicas: es decir, un PPA que se abre con una aportación concreta (mínimo 1.000 euros) pero para el que no se establecen cuotas periódicas.

Comentarios Cerrados.