Trámites para la tarjeta sanitaria de los mutualistas “alternativos” a la Seguridad Social

Trámites para la tarjeta sanitaria de los mutualistas “alternativos” a la Seguridad Social

Hasta agosto de 2012, los profesionales que optaban por su mutualidad como alternativa al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social para ejercer por libre no tenían derecho a sanidad pública gratuita. Afortunadamente, hoy en día nuestros mutualistas “alternativos” sí tienen sanidad pública (salvo si ganan más de 100.000 euros), aunque es importante recordar que el disfrute de la tarjeta sanitaria no es un procedimiento automático. Hay que solicitarla.

El trámite para ser reconocido como asegurado del sistema nacional de salud viene regulado en el Real Decreto 1192/2012, y debe realizarse ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), a través de sus direcciones provinciales, según el domicilio del mutualista. Es un procedimiento completamente ajeno a la mutualidad, por lo que es importante realizarlo cuanto antes para poder disponer de tarjeta sanitaria, sin esperar a necesitarla.

Hay que rellenar la solicitud que se puede descargar en la web. Se deberá aportar también el DNI, certificado de empadronamiento, una declaración responsable de no tener cobertura obligatoria de prestación sanitaria por otra vía y, si no son contribuyentes de IRPF, una declaración responsable de no superar los 100.000 euros de ingresos en cómputo anual. Si se quiere inscribir también a beneficiarios (cónyuge no asegurado, hijos, etc) hará falta, además, el libro de familia.

Una vez reconocida por el INSS la condición de persona asegurada o beneficiaria del sistema público de salud, el derecho a asistencia sanitaria se hará efectivo y se facilitará el acceso a las prestaciones mediante la expedición de la tarjeta sanitaria individual por el organismo competente (consejerías de sanidad de las CC.AA.).

Desde Premaat siempre consideramos que la exclusión sanitaria de nuestros mutualistas alternativos era un ataque contra la equidad contributiva de los españoles, por cuanto que la asistencia sanitaria no se financia mediante las cotizaciones al sistema de Seguridad Social, sino a través de los impuestos a los que también contribuyen los profesionales que optan por nosotros en lugar del RETA.

Aún hoy, continuamos trabajando para conseguir que se suprima la exclusión de quienes que tengan ingresos superiores a 100.000 euros en cómputo anual según la base liquidable del IRPF. Para ellos la Administración ofrece alternativas. En Premaat también disponemos de convenios con aseguradoras médicas privadas, de los que podrán informarle en la entidad de mediación de seguros de su Colegio.

Comentarios Cerrados.